Cómo elegir un local para tu negocio

A menos que prestes un servicio desde casa, uno de los principales factores de éxito de tu negocio será tu capacidad de elegir un local adecuado para el mismo.

Tu local debe ser una prolongación de ti mismo, de tu producto, y estar conectado con tu cliente objetivo. Dicho así parece evidente, pero todos sabemos que no es sencillo elegir porque existen multitud de restricciones.

Cuando hablo en referencia a que sea una prolongación de ti mismo, quiero decir que tanto el local como su ubicación deben pasar la primera prueba, y es que tú mismo te sientas cómodo, es decir, debes estar seguro que tanto la zona como el local desde donde vas a ejercer se adaptan a tu estilo de vida, y no debes caer en el error de decir frases como –“Mejor esto que nada”, ­-“Era lo más barato que he encontrado” o –“Era la única zona disponible”. Ten en cuenta que tu deseo es el de crear un negocio duradero, y si desde el principio no estás convencido del local, mal empezamos.

Lo segundo es que tu local encaje con tu producto, es decir, que cierres los ojos y pienses en cómo vas a conseguir que tu producto resulte atractivo dentro del local. Finalmente, haber tenido en cuenta que tu local le llamará la atención a tu cliente, y le generará el deseo de adquirir tu producto. Aquí he querido especificar “tu cliente” porque no se trata de ver como pasan personas por delante del local, sino de que pasen personas interesadas en tu producto por delante del local. 

A continuación, os detallaré algunos de los errores más comunes a la hora de elegir un local:

  • Elegir un local con un coste de alquiler muy alto: Con esto no quiero decir que un local caro sea un error, pero sí que antes analicemos si este local atrae a nuestros clientes, con el volumen necesario, no solo para compensar el coste de alquiler, sino también para absorber el resto de costes de mi actividad.
  • Pensar que todas las personas que pasan por delante de mi local son potenciales clientes. Es un error típico no analizar al cliente que pasará por delante del local, esta situación la he experimentado en mis carnes cuando formaba parte del equipo de gestión de una importante cadena de tiendas dedicadas a la distribución de telefonía móvil. Se nos ocurrió abrir un punto de venta en un centro de ocio con gran afluencia de público, el local estaba bien ubicado junto a la salida principal del parking, con una buena iluminación, y con productos de última tecnología. A priori, parecía buena idea, pero el principal error fue el pensar que con gran afluencia de público, no tendríamos problemas de rentabilizar la tienda, a pesar del alto coste de arrendamiento.  La realidad nos mostró que las personas que salen con su cartera llena, y se dirigen a un centro de ocio, su objetivo es gastarse el dinero en la bolera, en el cine, o en un restaurante. Y aunque existe la llamada “compra por impulso” eso no fue suficiente para conquistar a un cliente que lo que busca acudiendo a un centro de ocio, no es adquirir un teléfono móvil. Finalmente la tienda acabó echando el cierre.
  • Pensar que un negocio que funciona en un lugar, va a funcionar en todos. Llevo varios veranos viajando a Cádiz de vacaciones, y me llaman la atención las tiendas de surf en Tarifa, estoy seguro de que a pesar de la competencia, tienen las condiciones para ser rentables, y si esa idea me la traigo a Madrid, sin playa y sin olas, dudo que tenga el mismo éxito.
  • Olvidarse de tener en cuenta horarios comerciales. Si analizas tu negocio y a tus clientes, puede que tu mayor facturación del día se produzca en horarios nocturnos, como puede ser el caso de una heladería o una yogurtería, que su hora punta suele ser de 21:00h hasta la 01:00h, o incluso 02:00h, por tanto,  puede que si estableces tu local en una zona céntrica en Madrid con horario comercial de tiendas de 10.00 a 21:00, además de pagar un alquiler caro, estás renunciando a vender en tu horario de mayor facturación, y vas a tener que estar abierto en horas que generalmente la gente no consume helados, como pueden ser las 11:00 o 12:00 de la mañana.
  • Pasar por alto las normativas municipales. Os aconsejo que antes de abrir en un local, os asesoréis con algún experto de las exigencias de vuestro ayuntamiento, no os imagináis lo “pijoteros” que se pueden llegar a poner. Me refiero a permisos, licencias, normativas referentes a fachadas, iluminación, tamaño de los rótulos exteriores, puertas exteriores, licencias para instalar mesas y sillas para degustación si quieres abrir un bar, vestuarios etc…

Estos son solo algunos de los errores típicos que cometemos a la hora de abrir un negocio en un local determinado. Otros aspectos a considerar serán:

  • Donde nos instalaremos, a pie de calle o en un centro comercial. Teniendo en cuenta entre otros aspectos, que en centro comercial el coste de alquiler suele ser más alto y suele estar vinculado a tu facturación mediante un porcentaje, garantizando, eso sí, una renta mínima mensual. A pie de calle tendrás el inconveniente de sufrir las inclemencias del tiempo, y en días lluviosos pasear al aire libre no es muy agradable.
  • Decidir si instalarte en un pueblo o en una gran ciudad. La respuesta fácil es decir, donde más gente mejor, pero también la competencia será más alta.
  • En las afueras o en el centro en la ciudad, teniendo en cuenta que cuanto más céntrico más caro. Si tu producto se vende en grandes cantidades, tus clientes necesitarán coche para cargarlo, por tanto la opción de instalarte en las afueras no será mala idea.

Seguramente se os ocurran muchas más ideas a considerar a la hora de elegir entre un local u otro, y si queréis compartirlas, estaré encantado de seguir aprendiendo con vosotros.

Sólo aquellos que están dispuestos a buscar, serán capaces de encontrar la recompensa.

¿Te gustaría acceder a plantillas 100% gratuitas y de enorme valor? ¿Entonces…? ¿Qué estás esperando para acceder a los tesoros?

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Esta entrada tiene un comentario

Deja una respuesta

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Más entradas

¡Sal de allí!

Si entendemos la cultura empresarial como la forma o manera de hacer las cosas a través de unos valores o creencias, con el paso

Leer más »

LIDERAZGO

Hoy empiezo una nueva sección en las que os dejaré videos con juegos de magia relacionados con los post que vaya publicando y en

Leer más »

Envíanos tu mensaje

¿No te gustaría saber lo que contiene?

¿Y a qué esperas para averiguarlo?

Lo que hay ahí dentro es GRATIS y de MUCHÍSIMO VALOR.

Cerrar menú
Cerrar panel
A %d blogueros les gusta esto: